Translate

miércoles, 22 de julio de 2015

AL COLESTEROL

Ese enemigo invisible
que en la sangre se nos mete
cual asesino estilete
y se hace indestructible.
Ese que si sobrepasa
el limite de doscientos
nos provoca atascamientos
y nuestra salud arrasa.
Ese mal que nos impide
comer todo lo que gusta,
ese que más nos asusta,
ese que por nos decide.
¿Do se irán los farinatos,
las morcillas, los tocinos,
todo lo de los gorrinos
que llenaba nuestros platos?
¿Do las pieles de los pollos
doraditas y crujientes,
las cantidades ingentes
de confituras y bollos?
¿Do se irán nuestros placeres
al sentarnos a la mesa?
¿Do la comida burguesa?
¿Do lo que mejor oliere?
Semejante panorama
nos llevará a decidir
no comer para vivir
o morir de jama-jama.
Claro que al colesterol
podemos darle esquinazo,
buenas viandas, un copazo,
y después...el Danacol

Mª del Carmen Prada Alonso Julio 2015