Translate

domingo, 20 de noviembre de 2016

PARA QUE NO SUFRAS MÁS, MUJER.
(Antología NO RESIGNACIÖN, Ayto. De Salamanca 2016)

Para que no sufras más, mujer,
agárrate a tu raíz,
fuerte como la verde juncia,
no dejes que sucumba
por la ausencia del calor negado.
Ve a la gavia,
donde atisbes a tiempo las galernas
para ponerte a salvo.
Libérate de la Medusa
que te convierte en inmóvil piedra.
Arroja los coturnos
para que tus pies
no vuelvan a calzar tragedias
y haz que la negra torre
bese sus fundamentos.
Cubre tus dolorosas grietas
con oro y plata
para asegurar tu fortaleza.
¡Oh hija de los duelos!
Funde la niebla que reservó a tu llanto
la mirada ausente de dichas
y salva del castillo
las almenas naufragadas
en los pliegues del agua indigna.
Atraviesa el denso aire
para que salgan de las sombras
tus heridos sueños.
Abre tu cielo, amiga,
vacío de enhiestos verdes,
y deja que los albores
desopaquen tu mirada.
Para que no sufras más, mujer,
no respires asfixiantes disimulos,
pues tienes el poder concedido
de aplastar la cabeza de la serpiente,
antes, mucho antes
de que clave sus fauces
en el pórtico sagrado de tus tobillos.
Serás así tierra ennatada
en cuya fuerza nueva
germinarán las semillas
que exhaló de tu vientre
la sometida libertad.

Mª del Carmen Prada Alonso


http://www.calameo.com/books/0047179109ac61d3cbc0f  Antología Páginas Rotas-Ciudad Rodrigo con Grito de Mujer 2016. Mi poema Llora, niña, llora, paginas 66-67.

viernes, 4 de noviembre de 2016

http://mariposasinalasblog.blogspot.com.es/2016/08/un-cafe-con-maria-del-camen-prada-alonso.html

domingo, 20 de diciembre de 2015

ROMANCE DEL NIÑO CHARRO

Bajo las recias encinas
de la dehesa aquietada,
en noche de luna llena
nace la luz anunciada.
En sus picos, los zorzales
llevan las más tiernas pajas
para calentar la cuna
de brezo, romero y jara.
Y las palomas bravías
le acurrucan con sus alas,
para que el frío no apague
el fuego de su mirada.
La Virgen briza a su Niño
cantando una dulce nana,
mientras San José le besa
su cabellera trenzada.
Rompen los bronces el aire
y se enrojecen las fraguas,
se tornan las piedras oro,
se tornan plata las aguas,
resplandecen las riberas
y las bermejuelas danzan.
Hollando escarchas se acercan
los vaquerillos al alba,
tres galopes de caballos
resuenan en lontananza,
y una luz, que rompe el cielo,
enciende la madrugada.
Ya se desvelan los ojos
de toda la tierra charra,
que quieren ver a su Dios
jugando con la alborada.

Mª del Carmen Prada Alonso Dic.2015

sábado, 5 de diciembre de 2015

El pasado día 3 de Diciembre se realizó la presentación de mi novela LA FISCALA, editada por Desván Editorial. Toda la información en Facebook Maria del Carmen Prada

lunes, 12 de octubre de 2015

A SALAMANCA


Ha llegado la noche,
viene llorando,
libélulas de plata
está sembrando.
Mientras, la tuna
rompe con sus canciones
chorros de luna.

Cantan doradas piedras
hilos de cuento
y perfiles de historia
rozan el viento.
Rasgan sus almas
en rejas de clausura
mil y un fantasmas.

Cinco viejos relojes
tocan a brujas
señalando el camino
con sus agujas.
Los adoquines
rugen glorias pasadas
bajo chapines.

Viejas enredaderas
visten los muros
susurrando rosarios
de ojos oscuros.
Sueltan sus riendas
invisibles caballos
de las leyendas.



Duermen pesado bronce
los campanarios
mientras la bruma teje
finos sudarios.
Piedras bordadas
clavan burlas al tiempo
con sus miradas.

Iluminan callejas
negros faroles
salpicando en el aire
blancos charoles.
Llora la muerte,
que no mata el embrujo
de vida inerte

Baila la Plaza el corro
de medallones
y a mirar vienen siglos
por sus balcones.
Allá, en el río,
bañan las catedrales
su recio brío.

Rosaleda de hechizos
que al aire arranca
el oro de tus piedras,
¡ ay, Salamanca!,
que no hay poeta
que no sangre su pluma
con tu saeta.





Mª del Carmen Prada Alonso

miércoles, 23 de septiembre de 2015

SIN ÁNGEL DE LA GUARDA


(Por todos los niños víctimas de abusos sexuales)

Le mira a los ojos, sonríe,
y posa en sus hombros las viscosas manos.
Queda quieto el niño.
Sus párpados se agitan nerviosos,
algo le dice que aquel abrazo
no es como otros.
Advierte a su lado el calor del infierno,
mientras el hielo le corta la piel.
Sus ojos abiertos, fijos en el aire,
ya no parpadean.
Paralizados preguntan al silencio
qué está pasando.
Su infancia, hecha añicos, cae en el suelo,
deprisa,
despacio.
Lo dejó solo su ángel de la guarda.
Su piel, antes dulce,
ahora rezuma un olor amargo.
Sus ojos perforan el suelo.
Se marcha arrastrando la nada que queda de él.
No se vuelve. En el patio
el balón se convierte en bola de hierro,
la ropa le huele a vergüenza.
En la pared, manchada de lluvia,
apoya su espalda.
Poco a poco sus piernas se doblan.
Así, sin alma, sin sombra, sin ángel de la guarda,
el niño quedó acurrucado.



................................
Mª del Carmen Prada Alonso


miércoles, 22 de julio de 2015

AL COLESTEROL

Ese enemigo invisible
que en la sangre se nos mete
cual asesino estilete
y se hace indestructible.
Ese que si sobrepasa
el limite de doscientos
nos provoca atascamientos
y nuestra salud arrasa.
Ese mal que nos impide
comer todo lo que gusta,
ese que más nos asusta,
ese que por nos decide.
¿Do se irán los farinatos,
las morcillas, los tocinos,
todo lo de los gorrinos
que llenaba nuestros platos?
¿Do las pieles de los pollos
doraditas y crujientes,
las cantidades ingentes
de confituras y bollos?
¿Do se irán nuestros placeres
al sentarnos a la mesa?
¿Do la comida burguesa?
¿Do lo que mejor oliere?
Semejante panorama
nos llevará a decidir
no comer para vivir
o morir de jama-jama.
Claro que al colesterol
podemos darle esquinazo,
buenas viandas, un copazo,
y después...el Danacol

Mª del Carmen Prada Alonso Julio 2015